Cooperación de seguridad México-Estados Unidos 2018-2024

Conclusiones clave

Este documento proporciona una hoja de ruta para la cooperación bilateral México-Estados Unidos en materia de seguridad durante los próximos seis años, bajo la presidencia en México de Andrés Manuel López Obrador. Ofrece recomendaciones de políticas concretas e implementables para el contexto actual de las relaciones entre Estados Unidos y México.



Nuestras recomendaciones para promover los intereses de México y EE. UU. Y promover la cooperación efectiva se dividen en tres categorías de acción política conjunta: (1) alineación de los objetivos de las políticas, (2) profundización de la cooperación subnacional y (3) abordando los irritantes crónicos.

México y Estados Unidos tienen intereses de seguridad compartidos. México quiere reducir los altos niveles de violencia que impactan el bienestar de la población, mejorar la capacidad de sus instituciones policiales y judiciales, y demostrar que es un socio confiable para lograr la seguridad de América del Norte en materia de lucha contra el terrorismo y las políticas de drogas. Estados Unidos quiere fronteras seguras y políticas de drogas eficaces. Ambos países quieren un proceso migratorio legal, seguro y ordenado, lo que indica una convergencia natural de intereses para ayudar a los esfuerzos de desarrollo en Centroamérica.





Los próximos seis años brindan importantes oportunidades para fortalecer de manera gradual y pragmática la cooperación en materia de seguridad y aplicación de la ley. La Iniciativa Mérida de 2007 y su posterior iteración, Más allá de Mérida, institucionalizó de maneras útiles e importantes la cooperación bilateral en seguridad y seguridad pública en varios niveles de gobierno en ambos países, y en varias agencias de justicia y aplicación de la ley. Mantener y ampliar esta institucionalización sigue siendo vital.

Los pasos para abordar este desajuste y alinear mejor los objetivos clave de ambos países incluyen:



  1. Crear un grupo de coordinación bilateral para conciliar las prioridades de ambas naciones.
  2. Mejorar la cooperación a nivel subnacional y fomentar la cooperación con la Guardia Nacional.
  3. Capacitación para el sistema de justicia penal y establecimiento de operativos conjuntos de investigación.
  4. Establecer o reactivar unidades de enlace internacional.
  5. Creación de un grupo de trabajo conjunto entre Estados Unidos y México sobre la interrupción del fentanilo.
  6. Intercambiar mejores prácticas sobre prevención del uso indebido de drogas y estrategias de reducción de daños.
  7. Mejorar la cooperación bilateral para fortalecer los enfoques de la policía comunitaria en México.
  8. Mejorar la cooperación con respecto a los grupos criminales que trabajan a través y desde Centroamérica.
  9. Separar la regulación del cannabis de la cooperación en materia de seguridad.

Además, abordar los irritantes crónicos que dañan la confianza entre el gobierno y los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley de ambos países, socavan la cooperación y destruyen la eficacia de las políticas del estado de derecho es un asunto de gran urgencia. Los dos gobiernos deberían tomar medidas para:

  1. Lucha contra la corrupción.
  2. Lucha contra las violaciones de los derechos humanos.
  3. Lucha contra el tráfico de armas.
  4. Lucha contra el blanqueo de capitales